La sensación de cansancio en las piernas cansadas se caracteriza por una «pesadez» en las mismas al intentar moverlas, caminar o, incluso, al permanecer de pie.

A continuación te explicamos sus síntomas, causas y nuestros mejores consejos para remediar las piernas cansadas:

 

Síntomas del cansancio en las piernas

Los síntomas más frecuentes de las piernas cansadas suelen ser los siguientes:

  • Dolor poco localizado y no muy intenso en las piernas
  • Calambres
  • Hormigueo
  • Picor

En algunos casos, también va acompañado de hinchazón en los tobillos.

Los síntomas, además, aumentan con la edad. En España, un 50% de la población mayor de 50 años padece cansancio en las piernas.

Causas del cansancio y pesadez de piernas

Existen diversas causas que dan lugar a las piernas cansadas, te las mostramos a continucación:

Insuficiencia Venosa

Una de las principales causas de la pesadez en las piernas es la insuficiencia venosa.

Consiste en que las venas tienen alguna dificultad para facilitar el paso del flujo sanguíneo y enviar la sangre de regreso desde las piernas al corazón de forma efectiva.

Cambios hormonales

Otra causa muy común del cansancio en las piernas son los cambios hormonales.

De hecho, son las mujeres quienes tienen mayor riesgo de padecer cansancio en las piernas, por causa de las hormonas ( estrógenos y progestágenos), aunque también los hombres lo pueden padecer.

Malos hábitos y mala circulación

Otras causas de las piernas cansadas, son el sedentarismo, los malos hábitos de vida, el tabaco y la mala alimentación.

Todo ello provoca una mala circulación de la sangre, y con esto, el cansancio en las piernas.

Altas temperaturas

Tampoco debemos olvidar que un factor externo importante son las altas temperaturas.

Estas facilitan la dilatación de las venas y la sensación de cansancio.

Edad y genética

Otras cuestiones que influyen en el cansancio de piernas son la edad y la herencia familiar, ya que si alguno de nuestros padres lo padece, tenemos mayor riesgo de tener piernas cansadas.

Consejos para aliviar tus piernas cansadas

  • Hidrátate. No sólo se trata de consumir agua, además debes hidratar tu piel con crema hidratante.
  • Eleva tus piernas: después de estar mucho tiempo de pie o sentado, túmbate y eleva las piernas para aliviar el cansancio. Así favoreces la circulación.
  • Duerme con las piernas elevadas al menos 10 centímetros.
  • Controla el exceso de peso y mantén una dieta equilibrada. Reduce el consumo de sal y grasas saturadas y aumenta el consumo de fibra. Y no olvides tomar entre 1.5 y 2 litros de agua cada día.
  • No utilices la ropa ajustada, lleva un calzado cómodo y ancho, evitando los tacones
  • Haz deportes como nadar o andar en bicicleta
  • Masajéate la zona afectada y báñate con agua fría en la zona de las pantorrillas.
  • Recurre a terapia compresible con medias específicas.
  • Evita estar de pie mucho tiempo. Alterna el peso del cuerpo de una pierna a la otra. Y si tienes que estar sentado mucho tiempo, procura levantarte cada media hora y da un pequeño paseo para estimular la circulación.
  • Evita la proximidad a fuentes de calor.

¿Es necesario acudir al médico por sentir cansancio en las piernas?

Es recomendable acudir al médico desde que se tengan los primeros síntomas.

Te puede aconsejar las medidas preventivas que mejor se adapten a ti, además de recomendarte el uso de productos de fitoterapia que pueden mejorar el problema.

Doctor elevando una pierna cansada

Prueba y Diagnóstico de piernas cansadas

whatsapp